Entrevista a Patricio Araus

20 | 04 | 2021
Entrevista a Patricio Araus

Patricio Araus nació en Quilpué, un 28 de marzo de 1993. Es profesor de historia y licenciado en historia, egresó de la Universidad Andrés Bello.

A continuación, Sietch Ediciones, presenta una entrevista realizada a Patricio Araus sobre su próximo libro llamado «La Leyenda de Atanasio Huerta» (Ficción histórica), en la que nos entrega más detalles sobre su Western ambientado en Chile después de la Independencia. Cabe destacar, que esta novela fue premiada con el Fondo Nacional de Creación Cultural 2020, del Ministerio de las Artes y Cultura.

-¿Por qué ficción histórica?

-R: Básicamente la ficción histórica, como género principal, surgió de manera circunstancial. Mi principal objetivo al momento de escribir era emular la estética de los westerns italianos que tanto disfruté en mis visionados de películas antiguas, y desde ahí, construir un relato que se adecuara a un momento determinado en la historia de nuestro país. En el caso particular de mi novela: los primeros años de la república independiente.

-¿Alguna película que te haya inspirado? Se me ocurre que Django puede ser una de ellas.

-R: Django no solo es un clásico atemporal, sino que tiene uno de los mejores inicios de películas que he visto. La caminata por el desierto de un pistolero solitario que carga un ataúd es sublime. Sin embargo, detenerme en una película sería insuficiente. Hubo un tiempo donde el cine fue una de mis grandes obsesiones y aquella época me llevó a descubrir una fuente inagotable de inspiración. Filmografías como la de Sergio Leone, Sergio Corbucci, Sam Peckimpah, e incluso de gente como Masaki Kobayashi, Akira Kurosawa o Hideo Goya, por mencionar algunos de los que recuerdo. Pulieron bastante el estilo de relato que deseaba contar.

-Siguiendo la línea de fuentes inspirativas a través de películas, pero esta vez la pregunta va sobre una serie, dado el contexto en el que está ambientada la novela no creo que esté tan relacionada, pero quizás es parte del «aliño». Se trata de la reciente serie The Mandalorian, de Star Wars, más bien Disney. ¿Hay algo del western espacial que te haya inspirado? Quizás personajes como Mando, interpretado por el gran Pedro Pascal. Considerando que eres gran fan de Star Wars.

-R: Me encanta el mandaloriano, puesto que brilla demasiado al lado de las mediocres secuelas, pero lo cierto es que no le veo conexión alguna con mi novela. Me parece que esa serie es más nostálgica que inspiradora.

-Adhiero bastante con tu afirmación. Ahora, pasando a la novela como tal. Sobre el título: ¿Quién es Atanasio Huerta?

-R: Atanasio es un bandido de dudosa moral que ha crecido en un ambiente lleno de violencia y que le responde a la vida con la misma violencia. Es un tipo que disfruta imponer su voluntad hacia los demás. Si lo juzgamos con nuestra escala de valores, lo consideraríamos una persona desagradable y peligrosa.

-Entonces, sin afanes de spoilear, será el personaje que más importancia tendrá en la trama, ya sea protagonista o antagonista (creo que eso se podría dejar oculto para que los lectores lo descubran).

-R: Claramente es el principal foco del libro. Por eso la novela lleva su nombre.

- Exactamente. Me acaba de entrar mucha intriga por saber más de Atanasio. Ahora, me gustaría pasar a un lado más personal, relacionado con el desarrollo de la novela: ¿cómo fue este proceso? ¿Qué sensación te generó el poder terminarlo?

-R: Debo confesar que el proceso de creación estuvo cargado de sensaciones contradictorias. Por un lado disfruté mucho el desarrollo de la historia y la definición de los personajes. Dado que no suelo planear los acontecimientos futuros al momento de escribir, las escenas sucedían en mi mente desde una perspectiva lejana, como si tuvieran vida propia. Y aquello era bastante entretenido. En contraparte, la repentina muerte de mi padre, a quien le dedico la obra, ensombreció de sobremanera el placer experimentado. Después de todo, finalizar el libro me dejó un grato sabor de triunfo espiritual, un hecho significativo en mi propia conciencia.

-¡Wow! Un golpe emocional como ese, incluso te hubiese dejado hasta con esta historia inconclusa. Se requiere de harto valor para hacer lo que hiciste. La escritura es un buen método para plasmar recuerdos y que esos recuerdos no se olviden. Sin duda alguna que tu novela tendrá para siempre un gran significado para ti. Para finalizar, me gustaría preguntarte si: ¿Tienes algún consejo para los jóvenes escritores que se quieran dedicar a esto?.

-R: Me es incómodo aconsejar a nuevos escritores cuando ni siquiera me considero uno de verdad. Sin embargo, les diría que mantengan los pies en la tierra, las menos expectativas posibles y que los demás no determinen sus límites creativos. A veces el «éxito» es una lotería y el ego un compañero traicionero.

Entrevistador: Antonio Alcayaga